QUÉ ES LA DIABETES?

La diabetes es una alteración del funcionamiento normal del organismo cuando se las concentraciones de glucosa en sangre se elevan a cifras más altas de lo normal. Esto ocurre debido a dos importantes razones:

  1. El Páncreas NO produce Insulina.
  2. El Páncreas produce Insulina, pero la insulina no cumple su función.

En los dos casos, la INSULINA, hormona encargada de transportar la glucosa de la sangre a todo el cuerpo para brindar energía no puede hacerlo, la glucosa se acumula en el torrente sanguíneo sobrepasando los niveles normales y produciendo síntomas característicos.

SÍNTOMAS DE LA DIABETES

Los síntomas característicos de la diabetes son:

Boca seca.

Sed excesiva e insaciable.

Hambre.

Orinar abundante y frecuentemente.

Cansancio. Falta de energía.

Visión borrosa.

Entumecimiento en manos o pies.

Infecciones en la piel

Pérdida de peso sin razón aparente.

En los niños, dolor de estómago, aliento con olor a frutas.

Muchas personas adultas no presentan síntomas durante muchos años por esto es importante cuando existen factores de riesgo como herencia o sobrepeso, realicen una vez al año un control.

Una de cada dos personas no sabe que tiene diabetes.

TIPOS DE DIABETES

DIABETES TIPO 1

La Diabetes Tipo 1 suele aparecer en niños, jóvenes y personas menores de 40 años. El sistema Inmune del propio organismo destruye las Células Beta del Páncreas productoras de insulina y la diabetes llega a la vida de estos niños y personas jóvenes sin que pueda prevenirse, ni evitarse. El cuerpo NO producirá insulina nunca más. Desde el momento del diagnóstico y durante toda la vida se hace necesario inyectar Insulina.

DIABETES TIPO 2

La diabetes Tipo 2 llega, generalmente, después de los 40 años. Es muy genética, es decir si una persona tiene herencia de diabetes en la familia seguramente tendrá diabetes en su edad adulta. Otros factores de riesgo son el sobrepeso y el el sedentarismo. La persona produce insulina, pero ésta no cumple su función, existe lo que se denomina, Resistencia a la Insulina.

La diabetes Tipo 2 puede prevenirse o, al menos retrasar su llegada manteniendo un estilo de vida saludable, alimentándose adecuadamente y especialmente, evitando ganar peso.

DIABETES GESTACIONAL

Se desarrolla a partir de la semana 24 de embarazo, pero desaparece al finalizar el embarazo. Un 2% de las mujeres seguirá con diabetes toda la vida.

Es muy importante durante los primeros medes del embarazo que las mujeres realicen pruebas de glucemia para tranquilidad personal y saber que todo está bajo control o comenzar el plan de cuidado para que mamá y bebé vayan bien y el embarazo tenga un feliz término.

Existen otros tipos de diabetes que se denominan “Inducidas” y son el resultado, por ejemplo, de una pancreatitis (inflamación del páncreas); causadas por medicamentos como la cortisona; cáncer u otras enfermedades del sistema inmune.

La Diabetes, en cualquiera de sus tipos, NO puede curarse. Es una enfermedad crónica, es decir para toda la vida. La ciencia ha avanzado muchísimo pero hasta ahora no se ha encontrado la cura.

Una persona con diabetes puede “vivir muy bien” llevando un tratamiento adecuado, un plan de alimentación acorde con sus necesidades y realizando actividad física.

Conocer la diabetes, entenderla, aprender su manejo y vivir muy bien…SI SE PUEDE!

 

¿CÓMO VIVIR CON DIABETES?

La diabetes no es una condición incapacitante, ni tiene que ser un obstáculo en la vida de una persona. En una persona con diabetes lo único que está fallando es la producción de insulina o la resistencia a la insulina existente en su organismo, los demás órganos funcionan perfectamente bien. Es muy importante tener una buena “Educación en Diabetes” ya que la persona debe entender los por qué, los cómo, los para qué de la diabetes, conocerla y aprender su manejo terapéutico.

La diabetes involucra a la persona en su totalidad y por esto la necesidad de tener en cuenta los aspectos psicosociales ¿Qué piensa, qué siente, cómo se siente emocionalmente, cómo percibe la diabetes? porque en muchos casos el diagnóstico de “una enfermedad crónica, que no tiene cura” afecta emocionalmente a la persona y le dificulta su aceptación.

Superado el diagnóstico y avanzando en el manejo terapéutico, plan de alimentación y rutina de ejercicios poco a poco la persona va adhiriendo las nuevas recomendaciones a sus rutinas diarias hasta que las hace parte de su vida. Lo ideal es que estas recomendaciones sean adaptadas y adoptadas a sus necesidades personales de manera que elija libremente dónde y cuándo hacer sus mediciones de glucosa, tomar su medicamento oral o aplicar su insulina esto le permitirá tomar sus propias decisiones en momentos importantes como por ejemplo una Hiperglucemia o una Hipoglucemia que con la educación adecuada en diabetes pueden prevenir y evitar.

La persona con diabetes debe sentirse segura de sí misma. La diabetes “hace parte de su vida pero no tiene nada que ver con quien es, ni con su personalidad”.

Una persona con diabetes puede hacerlo todo, estudiar, trabajar, casarse, tener hijos. Sabe que para poder hacerlo “todo” debe cumplir con su manejo integral, realizar sus análisis de laboratorio, consultar al médico, nunca dejar de utilizar sus medicamentos o insulina y vivir muy bien.

Un adecuado manejo de la diabetes mostrará los beneficios a corto y largo plazo.

En la Asociación Colombiana de Diabetes una persona aprende todo lo relativo al manejo terapéutico y emocional. Podemos decir que en la Asociación, la persona transforma la experiencia de su vida con diabetes.