Según lo explica el médico oftalmólogo Juan Camilo Sánchez, de la Asociación Colombiana de Diabetes, “cerca de un 30 por ciento de las personas con diabetes del país tienen algún tipo de compromiso ocular asociado a la enfermedad”.

La RETINOPATIA DIABETICA es la afección más grave. Los cambios que se generan en los vasos sanguíneos en la retina pueden hincharlos hasta el punto de dejar escapar fluidos e inclusive, taparlos completamente. En el curso de “esta enfermedad aparecen hemorragias, infartos e inflamación en la retina; en casos avanzados desprendimiento de retina y pérdida completa de la visión”.

Un mal manejo de la diabetes, tiempo de diagnóstico, presión arterial, niveles de colesterol y triglicéridos altos predisponen a este tipo de complicaciones y al desarrollo de cataratas y glaucoma. La anemia y el embarazo en mujeres con diabetes, la resistencia a la insulina derivada del sobrepeso, prediabetes y los malos hábitos como fumar son factores de riesgo para desarrollar enfermedad ocular.

Este tipo de complicaciones puede prevenirse y evitarse. La Asociación Colombiana de Diabetes recomienda a las personas con diabetes realizar una Fotografía de Fondo de Ojo y consultar un Oftalmólogo, una vez al año,  para que revise de manera exhaustiva la retina.

Pero si usted no se enteró a tiempo, no tuvo un buen cuidado de su diabetes y ahora tiene una complicación ocular, recuerde que en este momento la tecnología permite realizar diagnósticos precisos e intervenciones complejas para mejorar o recuperar la visión de las personas con diabetes.

Lo ideal es NO tener que enfrentar este tipo de molestas y preocupantes complicaciones  pero usted que tiene diabetes puede, con una buena educación en diabetes y adecuado autocuidado, PREVENIR Y EVITAR!